domingo, 25 de junio de 2017

EL ARQUITECTO DE DIOS

Antonio Gaudí: El arquitecto de Dios





En un día como hoy nació Antoni Gaudí, "El Arquitecto de Dios" un 25 de junio de 1852, y muriò en Barcelona, 10 de junio de 1926 fue el máximo representante del modernismo catalán.
Gaudí fue un arquitecto con un sentido innato de la geometría y el volumen, así como una gran capacidad imaginativa que le permitía proyectar mentalmente la mayoría de sus obras antes de pasarlas a planos. De hecho, pocas veces realizaba planos detallados de sus obras; prefería recrearlos sobre maquetas tridimensionales, moldeando todos los detalles según los iba ideando mentalmente. En otras ocasiones, iba improvisando sobre la marcha, dando instrucciones a sus colaboradores sobre lo que debían hacer.La obra de Gaudí ha alcanzado con el transcurso del tiempo una amplia difusión internacional, siendo innumerables los estudios dedicados a su forma de entender la arquitectura. Hoy día es admirado tanto por profesionales como por el público en general: la Sagrada Familia es actualmente uno de los monumentos más visitados de España. Entre 1984 y 2005 siete de sus obras han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco


Gaudí donó toda su fortuna y vivía con mucha austeridad, fue así que en 1926 murió atropellado por un tranvía. Mientras el cruzaba la calle para rezar, un tranvía que circulaba a 10 km por hora lo sorprendió, pudiéndolo sortear solo dando dos pasos, pero él se asustó y retrocedió con tanta mala suerte que lo atropelló otro tranvía que venía en sentido contrario. Por su vestimenta fue tomado como un vagabundo y entre la barba y la ropa vieja y la falta de su documentación no fue reconocido como “el gran arquitecto”, solo llevaba con sigo el libro de los evangelios. Por su aspecto, de pobre, el conductor lo corrió a un costado y los transeúntes no le dieron la menor importancia y nadie lo socorrió. Mucho tiempo después un guardia, lo llevó aún con vida a un hospital de beneficencia donde fallecería tres días después. El guardia intentó parar un taxi, pero todos los taxistas se negaron a cargar en su auto a “un mendigo” y todas esas demoras de atención ante una urgencia provocaron luego el fallecimiento del Arquitecto de Dios por falta de atención de urgencia.

GEORGE ORWELL de la ficción a la realidad.





El 25 de Junio de 1903 nacía en la India Eric Arthur Blair, seguramente por ese nombre nadie lo habrá conocido y menos por su lugar de nacimiento. 
A los que hoy en día les gusta mirar, o mejor dicho espiar lo que hacen otras personas sin ser vistos. Tal vez sepan de quien hablo. O tal vez no. Porque si supieran la finalidad que tenía ese personaje según su autor, yo creo no mirarían nunca más la serie Gran Hermano. Me refiero a que hoy recordamos un aniversario del nacimiento de George Orwell, el autor de los libros “Rebelión en la Granja” y “1984” donde aparece la figura de un todopoderoso que custodiaba a todos los habitantes a través de una cámara y esa observación servía para torturar y “desaparecer” a sus ciudadanos. De esa manera conseguía el poder utilizando el terror porque “siempre el gran hermano te observa”.


 George Orwell participó además de la guerra civil española y escribió en primera persona el libro “Homenaje a Barcelona”. Ciudad que lo recuerda con una plaza.




Un día  de 1948 se publicó "1984" una novela política de ficción distópica, escrita por George Orwell. La novela introdujo los conceptos del omnipresente y vigilante GRAN HERMANO (que se aparece permanentemente en la pantalla de TV en cadena), y la ubicua policía del Pensamiento (algo así como la Secretaría del Pensamiento Nacional) y de la neolengua, adaptación en la que se reduce y se transforma el léxico con fines agresivos y represivos. El nombre original, elegido por George Orwell, era 'El último hombre en Europa'; su título definitivo fue sugerido por sus editores por motivos comerciales. En la novela, la ficción socio-política incorpora elementos como el Gran Hermano, entidad de vigilancia constante y omnipresente, y la modificación del lenguaje con fines represivos, eliminando de la lengua la posibilidad de enunciar la ideas que no deben ser siquiera pensadas (buscando el pensamiento único). Además de convertirse en un éxito comercial, '1984' marcó una época, convirtiéndose en una de las principales anti-utopías del siglo XX, junto a Un mundo feliz, de Aldous Huxley, y Fahrenheit 451, de Ray Bradbury.



Es una obra de ficción (¿será de ficción?) escrita en 1948 pensando en el futuro de ahí su título 1984, donde a través de cámaras, y otros controles el (poder) "Gran Hermano" nos observa y nos pone en la cabeza cierta ideas totalitarias. No hay libertad obviamente, y al que transgrede, las ideas rectoras, El Ministerio del Pensamiento lo castiga. Los sometidos sobreviven, los obsecuentes la pasan bien (en su ingenuidad), y los que cuestionan son arrestados (acusados y descalificados).