domingo, 25 de junio de 2017

EL ARQUITECTO DE DIOS

Antonio Gaudí: El arquitecto de Dios





En un día como hoy nació Antoni Gaudí, "El Arquitecto de Dios" un 25 de junio de 1852, y muriò en Barcelona, 10 de junio de 1926 fue el máximo representante del modernismo catalán.
Gaudí fue un arquitecto con un sentido innato de la geometría y el volumen, así como una gran capacidad imaginativa que le permitía proyectar mentalmente la mayoría de sus obras antes de pasarlas a planos. De hecho, pocas veces realizaba planos detallados de sus obras; prefería recrearlos sobre maquetas tridimensionales, moldeando todos los detalles según los iba ideando mentalmente. En otras ocasiones, iba improvisando sobre la marcha, dando instrucciones a sus colaboradores sobre lo que debían hacer.La obra de Gaudí ha alcanzado con el transcurso del tiempo una amplia difusión internacional, siendo innumerables los estudios dedicados a su forma de entender la arquitectura. Hoy día es admirado tanto por profesionales como por el público en general: la Sagrada Familia es actualmente uno de los monumentos más visitados de España. Entre 1984 y 2005 siete de sus obras han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco


Gaudí donó toda su fortuna y vivía con mucha austeridad, fue así que en 1926 murió atropellado por un tranvía. Mientras el cruzaba la calle para rezar, un tranvía que circulaba a 10 km por hora lo sorprendió, pudiéndolo sortear solo dando dos pasos, pero él se asustó y retrocedió con tanta mala suerte que lo atropelló otro tranvía que venía en sentido contrario. Por su vestimenta fue tomado como un vagabundo y entre la barba y la ropa vieja y la falta de su documentación no fue reconocido como “el gran arquitecto”, solo llevaba con sigo el libro de los evangelios. Por su aspecto, de pobre, el conductor lo corrió a un costado y los transeúntes no le dieron la menor importancia y nadie lo socorrió. Mucho tiempo después un guardia, lo llevó aún con vida a un hospital de beneficencia donde fallecería tres días después. El guardia intentó parar un taxi, pero todos los taxistas se negaron a cargar en su auto a “un mendigo” y todas esas demoras de atención ante una urgencia provocaron luego el fallecimiento del Arquitecto de Dios por falta de atención de urgencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario